Historia

Al referirnos sobre la importancia del campo de conocimiento en la formación del profesional de la arquitectura, hemos aludido a la necesidad de que el alumno desarrolle su capacidad de crítica a partir de la confrontación histórica. Y en ello la Cátedra de Historia de la Arquitectura II ha tenido en las figuras de Enrico Tedeschi y Marina Waisman a sus pioneros, docentes de la por entonces llamada Historia de la Arquitectura III.

El arquitecto Tedeschi fue quien generó un cambio fundamental en el proceso de enseñanza – aprendizaje de la arquitectura al sostener que la creación arquitectónica debe estar sustentada en la reflexión y el análisis crítico, de modo de proyectar a partir de fundamentos teóricos propios.

La arquitecta Waisman fue quien, a comienzos de la década del cincuenta y a partir de la obra de Bruno Zevi, impulsó la incorporación del estudio de la historia de la arquitectura moderna a los contenidos de la materia.
En 1976, la reestructuración académica producida luego de la experiencia académica del Taller Total, retoma nuevamente la organización en Cátedras siendo su Profesora Titular la arquitecta Liliana Rainis teniendo como Profesores Adjuntos a los arquitectos César Naselli y Noemí Goytía. Este equipo docente da un nuevo impulso a la innovación de contenidos y a la vez realiza una importante labor formativa del grupo de jóvenes docentes y adscriptos que se fueron incorporando a la Cátedra a lo largo de los años. La arquitecta Rainis fue quien introdujo en la Cátedra de Historia de la Arquitectura II, la división de sus contenidos en dos categorías:
1• Los contenidos instrumentales: enfoque, Metodología, Conceptos instrumentales
2• Los Contenidos históricos tradicionales: los procesos arquitectónico-urbanísticos de los siglos XIX y XX
considerando a “la Historia como una totalidad, como una serie de procesos de cambio dados por la diferente relación, interpretación y organización que el hombre (como individuo y como grupo) establece con el ser humano con su territorio”, “tomando al Hombre como protagonista de esos procesos e interpretando su interrelación con el medio como un Sistema, el Ambiente Humano”.1

A partir de 1993, los arqtos. Goytía y Naselli, por entonces Profesores Titular y Adjunto respectivamente, promueven la creación del Laboratorio experimental de la historia de la arquitectura contemporánea, “planteando un modo distinto de aprenderla, vinculándola con diseño”, “descubrir experimentando”, “sumando a la formación crítica, una fase operativa,…”2

Este Laboratorio se desarrolló a lo largo de 10 años en forma paralela al curso ordinario y en él participaron cada año unos 40 estudiantes voluntarios conducidos por los mencionados profesores.
A partir de 2003 se decide trasladar la experiencia a la totalidad de los estudiantes de la asignatura, destinándose la última parte del dictado del curso a un ejercicio que concentra parte de las ejercitaciones llevadas a cabo en el curso especial trabajando a partir de maquetas de estudio.

En 2005 debido a la jubilación de la arq. Goytía, Lidia Samar accede por concurso a la Titularidad de la Cátedra y posteriormente los arqtos. Mariana Bettolli y Guillermo Ferrando Ubios son designados por concurso como sus Profesores Adjuntos.

En 2012 y como parte de la reestructuración académica producida luego de la evaluación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), la Cátedra se desdobla, designándose a la Arq. Mariana Bettolli como Profesora titular de la Cátedra de Historia de la Arquitectura II B.

1. Rainis, L.:“Propuesta pedagógica para la Cátedra de Historia de la Arquitectura II” FAU, UNC, 1983.
2. Goytía, N.: “Aprendo experimentando” en “Palabras docentes” Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba, 1999.